Hola. ¿Cómo estás?

Como ya había publicado, en la POO uno de los pilares es la herencia y hoy vamos a centrarnos en ella. Esto nos va a facilitar la creación de clases y el “ahorro” de código repetido.

Uno de los objetivos de la programación orientada a objetos, es incrementar la productividad en el desarrollo de software. Uno de los modos de lograr ésto, es mediante la reutilización de código existente, para lo cual las relaciones de herencia son uno de los medios más utilizados.

En Java la herencia se implementa con la palabra reservada extends, quizás la elección de esta palabra fue con el propósito de enfatizar que las subclases (clases que heredan) son una extensión u especialización de las superclases (clases de las que se hereda).

Las superclases son una generalización y las subclases una especialización.

Una subclase sólo puede tener una superclase y una superclase puede tener varias subclases, porque Java sólo implementa la herencia simple.

La herencia es la implementación de la jerarquía de clases.

En Java la clase raíz de todas las clases es la clase Object y cuando una clase no hereda explícitamente de ninguna otra, lo está haciendo de Object.

Cuando se instala JDK 8, se pueden utilizar todas las clases de la jerarquía de clases JSE 8, cuya documentación se puede consultar en:

Palabra “super”

Cuando se crea un objeto de una subclase, el objeto se tiene que construir como un objeto de la superclase.

Esto se implementa utilizando la palabra super dentro de los constructores de las subclases invocando a uno de los constructores de la superclase.

Por tanto, el orden de construcción de los objetos de subclases es primero el constructor de la superclase, después el de la subclase.

En la jerarquía de las imágenes anteriores las clases con sus datos y un constructor por cada una de ellas se muestra en el código siguiente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *