Hola! ¿Cómo estás?

Hoy vamos a hablar de un tema sumamente importante a la hora de impactar a un cliente, y es el diseño.

Es sabido que existe una puja entre programadores y diseñadores, quienes por un lado consideran que lo más importante es que el sitio y/o sistema funcione bien, y por otro lado quienes consideran que lo primordial es el diseño. Pero pensando en el usuario final ambas posturas resultan importantes para mejorar su experiencia con el producto.

Jakob Nielsen, hizo un resumen de diez principios que nos permitirán crear productos con un mayor impacto y grado de aceptación en los consumidores, ya que se basan en sus necesidades y en la forma en la que los utilizan en la vida diaria.

  1. Visibilidad
    Tener un menú visible que permita navegar todo el tiempo por el sistema sin tener que cerrar y volver a ingresar.
  2. Correspondencia entre el sistema y el mundo real
    Debés investigar un poco al público al que irá dirigido tu sistema para utilizar lenguaje que le resulte familiar. Es muy importante considerar la cantidad de horas diarias que los usuarios van a estar interactuando con el sistema.
  3. Libertad y control del usuario
    Los usuarios se sentirán más cómodos en tu sistema si cuentan con libertades y control en su uso. Para eso es necesario parametrizar lo más posible y siempre tener en mente un proyecto escalable.
  4. Prevención de errores
    Errar es humano pero que tu sistema colapse no es grato para ningún usuario. Realizar pruebas sobre casos pocos probables y probar nuestros algoritmos te ayudarán a que el sistema pueda reaccionar. Lo ideal es que las pruebas las realice quien no esté programando porque inconscientemente quienes programamos a la hora de testear no realizamos acciones que sabemos que van a generar un error.
  5. Coherencia y estándares
    Los usuarios deben experimentar un sistema homologado, en donde el lenguaje, uso de colores y elementos gráficos sea consistente. Te podría servir leer un poquito sobre la psicología del color y luego hacer uso de esta excelente herramienta de colores: colorpicker.
  6. Reconocimiento en vez de recordar
    Minimiza la información que el usuario tiene que recordar mostrando objetos, acciones y opciones de una manera visible en tu interfaz. Permití que las instrucciones se vean en todo momento y que al elegir opciones, éstas sean mostradas explícitamente.
  7. Flexibilidad y eficiencia de uso
    Permití que los usuarios experimentados puedan tener comandos “aceleradores” para que el uso de tu sistema sea cada vez más cómodo. Estás opciones en un principio no se mostrarán a los nuevos usuarios, pero con el uso, harán que su trabajo sea más productivo.
  8. Diseño estético y minimalista
    Menos es más! Mostrá sólo la información que se necesita en el momento. Es importante ser claros y concisos.
  9. Ayuda y documentación
    Por más intuitivo que sea tu sistema siempre es una buena práctica documentar. Create un apartado de FAQs con preguntas y respuestas comunes de usuarios.
  10. Control de errores
    Ayudá a los usuarios a reconocer, diagnosticar y recuperarse de errores. Debemos mostrar mensajes con la causa específica del error y con indicaciones de como resolverlo, cuidar el lenguaje utilizado y ser precisos en las acciones siguientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *